Ayuntamiento de Hornachuelos

General

El camino hacía la nueva normalidad en Hornachuelos retoma plazos, obras y actividades

El Ayuntamiento de Hornachuelos inicia la vuelta al trabajo presencial de sus trabajadores de tal modo que el 22 de junio la plantilla se reincorpore al completo, es una de las primeras medidas dentro de la desescalada local, pero no la única.

Los plazos de las convocatorias que estaban abiertas en el municipio se irán retomando de cara a los próximos días. El estado de alarma interrumpió dos plazos abiertos como el de las subvenciones a asociaciones y el cheque bebé. El Ayuntamiento alzará ahora el plazo de la subvención y publicará los días que restan.

Existen otras convocatorias como las subvenciones a usuarios de guardería, las ayudas a autónomos y la becas por estudios que no pudieron convocarse y se hará ahora.

Las obras que estaban en marcha o pendientes también comienzan a retomarse. Obras como las de adecuación del edificio Federico García Lorca para espacio juvenil o la reforma en las instalaciones del ayuntamiento en la pedanía de Bembézar que estaban deterioradas.

Las obras se sustitución del colector en Mesas de Guadalora y el aglomerado de las calles están a punto de finalizar. También se han reanudado las obras de la cubierta de las pistas de pádel y la instalación de la pista al aire libre.

El PROFEA también empezará a funcionar el día 1 de junio y continuará con la zona ganadera.

De cara principio del mes de julio, se comenzará de manera normalizada con los trabajos de mantenimiento, limpieza viaria y jardinería.

Por otro lado, los proyectos que están en marcha en Hornachuelos como los relacionados con el turismo, también se verán impulsados a pesar de que en ningún momento se han visto paralizados, pero si ralentizados.

Dentro de la desescalada ya se han comenzado a retomar actividades, entre ellas, la biblioteca abierta para el préstamo y con firmes medidas de seguridad. Las instalaciones deportivas abrirán esta semana. La piscina si que tiene muchos más interrogantes para su apertura. Se hace difícil la apertura con la normativa existente y sobre todo poder cumplir con ellas. El principal problema es que el aforo se vería reducido tanto, que no podría darse el servicio con normalidad. Aún así se está estudiando la situación.

Las fiestas de la localidad es otro interrogante, ya se han suspendido romerías y ferias como la de San Abundio, San Isidro o las fiestas de Mesas de Guadalora o Bembézar. El Ayuntamiento estudia otras posibilidades de cara al resto del año, pero teniendo en cuenta la situación a fecha de hoy la celebración de las próximas ferias se hace complicada. Estos interrogantes se despejaran con las normativas que vayan surgiendo y sobre todo con la evolución de la pandemia.

Lo + VISTO ...

Volver