Ayuntamiento de Hornachuelos

Cultura

Un estudio arqueológico podría cambiar la historia de Hornachuelos para siempre

El Ayuntamiento de Hornachuelos tiene sobre la mesa un proyecto de puesta en valor del recinto amurallado de la localidad. Como fase previa a dicha puesta en valor se ha procedido a una intervención arqueológica previa.

Javier Ariza arqueólogo director de la  intervención y responsable de la empresa Proarq Andalucía nos ha explicado que ahora los trabajos se centran en la fase de análisis, estudio e interpretación para dar sentido a los resultados y hallazgos del trabajo en campo, y concretamente de las estructuras encontradas.

La obra física se ha desarrollado durante diciembre y enero en el recinto amurallado de Hornachuelos y han consistido en la consolidación y la limpieza de los dos lienzos y la torre del castillo y resanar una intervención previa.

Estos trabajos han permitido el descubrimiento de una cámara nueva o de un artillero dentro de la propia torre, además han permitido entender la morfología del recinto

Hasta ahora, se sabía (o se creía saber) los orígenes de este recinto que se dataron en el siglo X, si bien los vestigios que conocemos forma parte de una reforma a finales del siglo XIV de la que queda la muralla tal y como la vemos hoy día. A partir de ahí, se ha localizado un muro de tipología constructiva distinta y que es probable que sea de una época anterior y por tanto cambiaría la historia del recinto, ya que dejaría de ser un castillo para pasar a ser un recinto militar que existió en muchos municipios como fase previa a la construcción de un castillo. De hecho, hay fuentes que ya han mencionado previamente esta posibilidad.

La intención de los trabajos era localizar el cierre oeste del recinto, que es donde se ha encontrado el lienzo. Otro de los objetivos de la intervención era encontrar el suelo original de la plaza de armas, que se ha localizado en tres lugares diferentes con el mismo nivel de cotas pero asociados a muros. Incluso se han documentado dos muros que forman parte de la habitación de una casa dentro del recinto, cuya función aún se desconoce.

Uno de los hallazgos más curiosos de la intervención, tiene que ver con el realizado en la limpieza de la cámara torre. Allí al documentarse el nivel de suelo original, en uno de los ventanucos que se había convertido en palomar con el paso del tiempo, se localizaba la base de esa ventana tras su limpieza. Se trata de una ventana desde la que se disparaba en caso de asalto a los que invadían a pié y en el suelo de ese apoyo de la ventana se encontró un frasco que está en fase de análisis. Existen dos posibles explicaciones para este frasco, la primera y más posible que se trate de un recipiente para aceite o un perfume, pero también cabe la posibilidad de que contenga resto de veneno, lo que nos deja una historia más atractiva al poder tratarse de un frasquito de suicido para casos de asedio inmediato que se usaba para quitarse la vida antes que morir a manos del adversario.

El Ayuntamiento de Hornachuelos espera los resultados de unos informes que podrían cambiar la historia de Hornachuelos tal y como se conoce.

Lo + VISTO ...

Volver